¿Cómo motivar a tu equipo ante situaciones externas a tu empresa?

¿Cómo motivar a tu equipo ante situaciones externas a tu empresa?

Es común que por más que nos esforcemos por mantener un ambiente de trabajo ameno y agradable, situaciones externas a la compañía se presenten afectando a nuestros colaboradores. Ante esto, tenemos la labor de atender el bienestar corporativo y brindar soluciones a los problemas que se pueden presentar.

Situaciones personales, financieras, de salud, o incluso del país pudieran ser factores que desestabilicen a uno o varios colaboradores de nuestra empresa y en consecuencia, esto afectaría directamente al rendimiento interno. 

Si bien no son propias de nuestro espacio de trabajo y por lo tanto no podemos evitar que ocurran, siempre tendremos la posibilidad de tomar acciones que favorezcan al equipo y que minimicen, en alguna medida, el impacto que pudieran traer consigo. Ante esto debemos ser observadores recurrentes y conocer a cada uno de nuestros trabajadores, entendiendo qué les impulsa a actuar de una forma determinada. 

El rol que tenemos como líderes de nuestra empresa, nos obliga a asumir la responsabilidad de velar por el bienestar de cada uno de nuestros colaboradores. Si bien muchas veces nos enfocamos únicamente en alcanzar los objetivos trazados, no podemos descuidar el ambiente de trabajo, ya que serán los miembros del equipo quienes desarrollarán las tareas para cumplir las metas y si estos están afectados de alguna manera, probablemente el rendimiento disminuya y esto es un riesgo que no debemos tomar.

¿Qué podemos hacer entonces si se nos presenta una situación en la que uno o varios trabajadores están desmotivados por situaciones externas a la empresa? 

  1. Para detectar algún tipo de desmotivación, lo primero que debemos hacer es conocer a nuestro capital humano, involucrarnos con ellos y generar la confianza para que puedan hablar claramente si algo les llegase a ocurrir dentro o fuera de la empresa.
  2. Debemos ser motivadores en todo momento. Un mensaje acertado, un reconocimiento al desempeño de alguien, un incentivo económico o un regalo por parte de la empresa mantiene al equipo entusiasmado y ayuda, en cierta medida, a que los problemas externos no se involucren en el ambiente laboral.
  3. Escuchemos a nuestra gente. Hay que tomar en cuenta que los compañeros de trabajo son las personas a las que más vemos en la semana, por consiguiente con las que más compartimos. A ellos debemos dedicarle un tiempo para escucharles qué opinan tanto de la empresa como de las situaciones externas.
  4. Hagamos actividades extra laborales. Bien sea un almuerzo, o ver una película, o hacer un campeonato de algún deporte o simplemente un compartir fuera del sitio de trabajo ayuda a que todos despejemos la mente y hagamos a un lado las preocupaciones.
  5. Tomemos acciones en pro del bienestar. Si ya tenemos identificado al trabajador que está atravesando un problema, hablemos con él en privado y busquemos soluciones. A veces podemos ser de gran ayuda, ya que al estar ajenos a ese problema se nos puede hacer más fácil resolverlo.
  6. No todos los contratiempos se arreglan de la misma manera. Cada quien atraviesa sus propios problemas y le afectan de una manera diferente. Lo que pudiera ser una solución para uno, para el otro podría representar una carga mucho mayor. Por ejemplo, a un trabajador que tenga a un familiar directo padeciendo una enfermedad grave, no se le puede ofrecer la misma solución que a alguien que esté pagando el crédito de su nueva casa. Para ello habría que analizar qué tipo de ayuda se le pudiera brindar a cada uno y conversarlo con los afectados para ver si es eso lo que necesitan y están de acuerdo en recibirlo.

Lidiar con problemas externos a nuestra empresa es algo sumamente complejo pero de lo que no estamos exentos a que suceda, por el contrario, es más común de lo que podemos imaginar. Siempre que ocurran situaciones de este tipo debemos entender que son temporales y que en algún momento se solucionarán, por ello debemos  anteponer nuestro lado humano entendiendo la dificultad por la que esté atravesando alguno de nuestros colaboradores. Siempre que ellos reciban de nuestra parte una atención especial, lo van a agradecer profundamente y su compromiso para con la empresa no dejará de crecer. 

Fuente:

https://www.monografias.com/trabajos100/motivacion-como-estimulo-trabajador-exito-empresa/motivacion-como-estimulo-trabajador-exito-empresa.shtml

También te puede interesar:

¿Cómo manejar equipos de trabajo pequeños con grandes responsabilidades?
http://www.aprenderinvirtiendo.com/como-manejar-equipos-de-trabajo-pequenos-con-grandes-responsabilidades-pedro-andres-rojas-chirinos/


Facebook Comments