¿Cómo pasar de derrochador a inversionista?

¿Cómo pasar de derrochador a inversionista?

Muchos nos hemos encontrado en la situación en la que aun y cuando teniendo un trabajo fijo, con sueldos incluso por encima del promedio, nos ha costado ahorrar, o simplemente no lo logramos. Los gastos fijos y otros que eventualmente debemos realizar, derivan en que nuestro salario se desaparezca antes de lo esperado.        

Dentro del ciclo financiero existen tres puntos en los cuales podemos ubicarnos de manera muy bien diferenciada:

  1. Los derrochadores: Son aquellos que pese a que sus ingresos no llegan a fin de mes, no miden sus gastos y simplemente compran lo que les apetece sin escatimar.
  2. Los ahorristas: Son esas personas que hacen un esfuerzo en tratar de siempre disponer algo de dinero, evitando, en la medida de lo posible, realizar gastos que no sean estrictamente necesarios.
  3. Los creadores de riquezas: son nada más y nada menos que los inversionistas. Son aquellos que encuentran grandes oportunidades de multiplicar su dinero, generando que sus ganancias sean mucho mayores a sus egresos.

Muchas personas a quienes pudiéramos ubicar principalmente en el punto 1 (los derrochadores), creen erradamente que el problema radica en la cantidad de dinero que perciben, y que si ganaran un poco más, sus problemas se acabarían. Sin embargo, esto se trata más que de un tema de salarios, en un tema de disposición del dinero. Quienes se ubican en el punto 1, no importa cuánto ganen, siempre lo van a gastar todo, es más, mientras más dinero perciben, más dinero van a derrochar.

El propósito de este artículo es que todos logremos pasar del punto 1 y 2 al punto 3 y para que ocurra, debemos seguir una serie de pasos que seguramente nos van a ayudar progresivamente a ser creadores de riquezas.

El primer paso debería ser “comenzar a llevar la cuenta” de nuestros ingresos y gastos. Bien podemos pagarle a un asesor financiero para que nos ayude de una forma más profesional con este tema, pero también podemos realizar este control nosotros mismos con lápiz y papel, en una hora de Excel, o con una herramienta de finanzas personales en línea como mint.com.

Una vez que tengamos control sobre nuestro flujo de efectivo, podemos delinear un presupuesto y comenzar a controlar nuestros gastos. Aunque este paso puede llegar a ser tedioso, y muchas personas generalmente lo evitan o lo hacen por unos pocos días y luego lo dejan, es muy recomendable hacerlo y tenerlo siempre al día. Asimismo, las categorías deben estar lo más detalladas posibles, de manera que, evitemos en la medida de lo posible crear una categoría llamada “otros”, ya que ahí irán a parar la mayoría de los gastos y terminaremos perdiendo el control sobre nuestro presupuesto.

Una vez que tengamos nuestro presupuesto en orden, debemos proceder a dar el siguiente paso. Se trata de presupuestar fondos para ahorros (separando este dinero desde el principio) y algo para pagar las deudas, priorizando entre las más inmediatas y las más críticas.

Seguidamente, el siguiente paso tiene que ver con “automatizar todo los que sea posible”. Es más probable que nos mantengamos fiel al plan si el dinero entra y sale de forma electrónica.

Para la porción de ahorros, comencemos depositando automáticamente una suma fija todos los meses.

Cuando nuestros ingresos comiencen a subir, debemos dar el siguiente paso, destinar el dinero extra a ahorrarlo.

Una vez que hayamos acumulado suficientes activos para un fondo de emergencia, podremos comenzar a invertir dinero extra para metas de largo plazo como nuestra jubilación. Aquí es cuando nuestro dinero comienza a ganar dinero.

Es un proceso lento y progresivo, que requerirá de tiempo, quizás años, en especial si, no hemos tenido la costumbre de tener buenos hábitos financieros. Muy pocas familias le enseñan a sus hijos cómo ahorrar o cómo generar fortuna. Sin embargo, eso no quiere decir que no lo podamos aprender de adultos. Solo debemos tener la disposición y el control necesario para pasar de ser un derrochador a un inversionista y que nuestra vida cambie para siempre.

También te puede interesar:

http://www.aprenderinvirtiendo.com/10-reglas-que-todo-inversionista-debe-saber-pedro-andres-rojas-chirinos/


Facebook Comments