Consejos para invertir en bienes raíces

Consejos para invertir en bienes raíces

Invertir en bienes raíces es una de las formas más comunes y de las menos sencillas en el ámbito financiero. Sin embargo, teniendo un buen conocimiento del mercado o asesorándonos con expertos nos abrirá las puertas para garantizar el éxito de nuestra inversión.

Marcelo Schamy, CEO de la empresa IDG Homes Detroit, expertos en inversiones inmobiliarias, ofrece algunos aspectos a tomar en consideración antes de invertir en Real Estate:

  1. Escoger un país que represente estabilidad y en el que haya una ciudad en desarrollo. Los países, por lo general, tienen unas ciudades con posibilidades de desarrollo mayores que otras. Por ello, es preferible escoger una ciudad que brinde mayores oportunidades de negocio,  que permita trabajar durante todo el año y cuyas leyes nacionales no causen dificultades para realizar operaciones comerciales.
  2. Elegir un mercado en proceso de transformación o modernización pues son los lugares donde puedes invertir sin requerir tanto dinero. Schamy coloca como ejemplo a la ciudad de Detroit en Estados Unidos, que luego de declararse en bancarrota en el 2013, ha iniciado un proceso de reevaluación y es posible encontrar terrenos o construcciones disponibles para recuperarlos y colocarlos en renta, puesto que los precios están muy accesibles y es esperable que se genere un retorno de entre el 10 y el  12% anual. Asimismo, debido al crecimiento que está teniendo la ciudad, se ha generado un aumento de inversiones de grandes compañías privadas, lo que genera como consecuencia que se incremente la oferta de empleo y, por ende, la llegada de muchas personas interesadas en rentar inmuebles.
  3. Evaluar los riesgos de la inversión.  Al momento de invertir se espera que el riesgo sea lo más limitado posible y que se obtengan resultados favorables a corto plazo, sobre todo si la inversión se realiza en otro país. Cuando se trata de bienes raíces, el principal indicador de ingresos es la renta, es decir, en este caso el riesgo se prevé porque está colateralizado a un bien inmueble que cuesta  la mitad del valor que tendría al construirlo en otra ciudad.

“El inversor compra una propiedad que cuenta con ese respaldo, ya que  se escritura a su nombre o al de la compañía que hizo la inversión, por lo que no solo tiene un retorno mensual producto de la renta, sino que se espera una capitalización muy evidente con respecto al valor. Este tipo de operación no tiene pérdidas, dado que la propiedad ya pertenece al inversor”, agrega Schamy.  Además, destaca que IDG Homes Detroit garantiza, al momento de la compra, que en 60 o 90 días la vivienda ya esté habitada por un inquilino con garantía aprobada. Sin embargo, en caso de que el inquilino abandone la propiedad, el costo de mantenimiento de este tipo de unidades que no tienen expensas ni otro tipo de gastos fijos, hace que el riesgo quede acotado con respecto a la inversión.

  1. Buscar una empresa que ofrezca un servicio integral ya que administrar una propiedad en otro país requiere de tiempo y dedicación. Para ello se recomienda invertir a través de una compañía que, además de la venta del inmueble, se encargue de la administración y el cuidado, es decir, de todo lo relacionado con refacciones, registros, venta o renta (búsqueda del comprador/ inquilino, elaboración de contratos de renta), cobro, mantenimiento y pago del seguro.
  2. Contratar un seguro para los inmuebles es importante para limitar el riesgo y que el trámite no cause ansiedad al inversor. “Asegurar una vivienda para la renta representa una ventaja y una solución, ya que permite a los propietarios estar protegidos ante cualquier daño parcial o total del inmueble, ante robos, desastres naturales o incluso, una demanda del inquilino”, señala Schamy. Por ejemplo,  IDG Homes Detroit, se ocupa de contratar y administrar un seguro integral para las viviendas a cargo de una de las compañías más importantes de Estados Unidos, que cubre 100% por daños y una póliza  de Responsabilidad Civil (Liability), es decir, ante cualquier inconveniente que pueda surgir con el inquilino.
  3. Plantear el peor escenario es necesario para evaluar si la inversión tendrá los efectos deseados y, posteriormente, tener la satisfacción de que sean mejores. En este sentido, el inversor debe tener en cuenta las posibles contingencias, como por ejemplo, un gasto de reparación inesperado o que el inquilino pueda dejar el inmueble antes de finalizar el contrato. Por ello se recomienda considerar en el presupuesto anual un monto para dichas contingencias.
  4. Siempre que se realiza una inversión, a pesar del objetivo de mantenerla a largo plazo, se debe evaluar la salida del mercado. En ese momento serán los actuales inquilinos los que buscarán comprar esas viviendas a través de créditos a 20 o 30 años financiados por los bancos, entonces se espera tener una buena salida con resultados más que favorables a causa de la apreciación de las viviendas.

Espero que estas recomendaciones te animen a invertir de manera segura en bienes raíces.

Fuente: Diario El Cronista

También te puede interesar:
http://www.aprenderinvirtiendo.com/errores-comunes-a-la-hora-de-invertir-pedro-andres-rojas-chirinos/

Facebook Comments