EMPRENDIMIENTOS QUE CONSTRUYEN PAÍS: Creepy Dolls

EMPRENDIMIENTOS QUE CONSTRUYEN PAÍS: Creepy Dolls

Creepy Dolls ha sido, desde el año 2010 la marca que ha popularizado en Venezuela los famosos “String Dolls” o muñecos de cuerda o hilo. Estas piezas son confeccionadas 100% a mano, usando la técnica del enrollado. Los modelos son muy diversos, ofreciendo opciones desde personajes de caricaturas, farándula, logotipos, e incluso modelos personalizados.

Creepy Dolls comenzó como un hobbie cuando por casualidad, su creador, Luis José Villarroel se topó con los String Dolls en internet. De inmediato se vio fascinado por esta técnica de origen tailandés, pero era poca la información que pudo encontrar en la red, por lo cual comenzó a hacer sus primeros diseños guiándose por fotos y descripciones en un blog. Se propuso a hacerlos y poco a poco fue perfeccionando la técnica hasta lograr lo que hoy en día son. “Inicialmente eran un poco feos y bastante ‘creepy’ por lo que fue sencillo encontrar el nombre de la marca”, expresó Luis José.

El crecimiento de “Creepy Dolls” no se hizo esperar, tanto que hasta tomó por sorpresa a su creador, quien comenzó a dar a conocer su marca a través de Instagram, considerando esta red social como “una de las plataformas con más actividad hoy en día para promocionar o para vender y dar conocer una marca o negocio”. 

La popularidad de Creepy Dolls ha llevado a Luis José Villarroel a tener diversas entrevistas tanto en radio como en prensa, y lo que comenzó como un hobbie en la ciudad de Puerto Ordaz, hoy en día ha logrado un crecimiento importante, dando a conocer su marca en toda Venezuela e incluso, internacionalmente.

¿Qué motivó el nacimiento de Creepy Dolls?

Luis José Villarroel encontró en la creación y comercialización de los String Dolls no solo una oportunidad de negocio y la posibilidad de independizarse, sino también realizar un proyecto que lo motivara gracias a la originalidad del producto. “Para emprender en un negocio, primero debemos estar convencidos del proyecto y creer en la idea de negocio; por otra parte, no hay nada más gratificante que ver a un cliente satisfecho con tu trabajo, creo que esa es una de las mejores sensaciones”, explicó. 

Villarroel ha conseguido mucho apoyo en familiares y amigos que lo han impulsado a continuar y potenciar su emprendimiento. “Eso inspira y motiva a continuar en el proceso de crecimiento, hacer nuevos diseños y conquistar nuevos retos” agregó.

¿Qué aporta Creepy Dolls al emprendimiento en Venezuela?

Los String Dolls hechos en Venezuela son un claro ejemplo de que un emprendimiento bien desarrollado, con proyección a futuro y con compromiso con lo que se hace, es posible que subsista y crezca en el país. 

Creepy Dolls busca incentivar al talento nacional, donde prevalezca la originalidad como sello distintivo. “Creo que la originalidad es lo esencial de un emprendedor, quizá puedas hacer cosas que los demás ya hacen pero siempre debe existir ese sello único que te caracteriza como artista” comentó Luis José, quien también considera que se pueden hacer cosas increíbles mientras se tenga creatividad, talento, constancia y ganas.

Creepy Dolls es una marca que tiene una visión muy bien definida y tiene como objetivo poder exhibir sus creaciones en galerías tanto nacionales como internacionales, así como también ampliar la marca con la creación de nuevos productos como gorras, franelas, entre otros.

También te puede interesar:
FAMILIAS QUE CONSTRUYEN PAÍS: Espinoza Fernández

Facebook Comments