Si vas a crear tu empresa, entonces debes saber estos tips

Si vas a crear tu empresa, entonces debes saber estos tips

Constituir una empresa no es tarea fácil, requiere de mucho esfuerzo, compromiso, tiempo y dedicación. Cuando comenzamos el proceso de llevar a cabo un emprendimiento llegan, casi de forma automática, el estrés y las frustraciones, debido a que, queremos ver materializado nuestro sueño lo más pronto posible, pero casi siempre se presentan obstáculos que retrasan el día de hacerlo realidad. Sin embargo, no deja de ser una experiencia enriquecedora tanto en lo personal como en lo profesional, al fin y al cabo, estamos haciendo todo por nuestro propio negocio, en consecuencia, debe ser el motor que nos impulse a no decaer en ningún momento.

Cuando decidimos dar el paso de emprender debemos tomar en cuenta varias consideraciones para que el proceso sea lo menos engorroso posible y podamos llegar al día en que finalmente nuestra empresa sea un hecho.

  1. Ideas Claras: A veces comenzamos a llevar a cabo el desarrollo de una idea que no tenemos bien conceptualizada. Eso no significa que la idea no sea brillante, solo hay que ordenar muy bien todo lo que queremos que sea nuestra empresa y, a través de un documento muy bien detallado, explicar cada una de las características que tiene nuestro modelo de negocios.
  2. Evaluación de la idea: Antes de embarcarnos a construir una empresa hay que estar muy seguros de que lo que vamos a desarrollar tenga demanda en el mercado. De nada nos sirve invertir tiempo, esfuerzo y recursos en una idea que no tenga probabilidades de ser exitosa. Nos debemos preguntar y debemos preguntarle a nuestras personas más cercanas si ese producto o servicio es algo que realmente necesitamos y si es algo que adquiriríamos sin dudarlo.
  3. Preparación de un plan de negocios: Muy probablemente para llevar a cabo nuestro proyecto debemos contar con el apoyo de inversionistas que estén dispuestos a poner dinero en él, para ello es de extrema necesidad tener preparados, al momento de presentar la idea ante potenciales inversionistas, la misión de la empresa, una presentación del proyecto, el resumen de esa presentación para dárselas a quienes probablemente nos financien, muestras del producto o servicio, proyecciones financieras y el costo de las operaciones.
  4. Estudio de mercado: Antes de sacar a la luz nuestro proyecto, debemos enfocarnos en analizar el mercado en el que vamos a competir, tomando en cuenta a quiénes les vamos a ofrecer nuestro producto o servicio y con qué otras marcas que están en el mercado vamos a competir comprendiendo sus fortalezas y debilidades así como las nuestras.
  5. Costos del proyecto: Muchas veces nos abocamos a la realización de una idea y nos quedamos a mitad de camino por no tener el presupuesto para cubrir los gastos. Antes de dar el primer paso, debemos evaluar muy bien los costos del proyecto, además de que esto nos va a servir al momento solicitar financiamiento a potenciales inversionistas.
  6. Proceso legal: Aunque muchos aconsejan no invertir dinero en la parte legal hasta no tener la certeza de éxito del proyecto, lo más recomendable siempre va a ser cuidar nuestros activos, bien sea por la vía del registro de marca, por la vía de los derechos de autor o por la vía de la patente dependiendo del caso. Esto nos ayudará a proteger nuestro emprendimiento de posibles copias o incluso que terceras personas nos roben nuestra idea y la protejan antes que nosotros.
  7. Ir paso a paso: Es normal que cuando comenzamos un negocio, queremos tener nuestra oficina, con todos los detalles que imaginamos, pero la mayoría de las veces nos toca trabajar desde casa o en un co-working. Esto no nos debe frustrar en lo absoluto. A medida que vayamos creciendo junto a nuestra empresa, tendremos oportunidad de ir adquiriendo bienes para la empresa. Hacer lo contrario, es decir, invertir en una oficina sin tener siquiera ingresos mínimos, sería algo que nos puede jugar en contra.
  8. Auto publicidad: Los costos en publicidad para medios masivos suelen ser muy elevados. Lo más recomendable es hacer el trabajo por nosotros mismos. Utilicemos nuestras redes sociales para publicitarnos, contémosle a nuestros familiares, amigos y conocidos acerca de la empresa y de lo que ofrece y pidámosle a nuestra gente de confianza que nos apoye con divulgar nuestro producto o servicio. Asimismo, aprovechemos cualquier evento, conferencia o reunión de emprendimiento que haya y a la que podamos asistir, esto nos va a servir para hacer relaciones públicas y dar a conocer nuestro proyecto.
  9. Engranaje del equipo: Normalmente cuando comenzamos un emprendimiento, los equipos de trabajo suelen ser reducidos, en consecuencia, cada colaborador es importante en nuestra empresa. Debemos asegurarnos de contar con que todo el equipo reme en la misma dirección y que el ambiente de trabajo sea lo más ameno posible, a pesar del estrés y las grandes responsabilidades que se van adquiriendo en el camino.
  10. Apoyo económico y emocional: Debemos tener claro que cuando nos decidimos a emprender, hay un períodos de tiempo en el que los ingresos disminuyen sustancialmente, y si bien nos debemos ajustar a esa realidad, también es recomendable encontrar apoyo (en nuestra familia o amigos cercanos) para que nos ayuden durante ese proceso, en caso de que lo necesitemos.

Emprender es llevar a cabo esa idea con la que soñamos una realidad. Y aunque el camino para materializar esa idea no sea para nada sencillo, una vez que lo logramos y miremos hacia atrás, nos diremos con plena satisfacción ¡ha merecido la pena!

Fuente:

https://www.entrepreneur.com/article/267832

https://www.emprendedores.es/crear-una-empresa/a77307/50-consejos-para-emprendedores/

También te puede interesar:
Empresas Unicornio ¿Sabes qué son?

Facebook Comments